EntretELA, libro de poemas de Ramón Calabuig Rodrigo

(Segunda edición disponible)

El libro EntretELA recoge los poemas escritos entre 1978 y 2020 por el valenciano Ramón Calabuig Rodrigo. Sus poemas son testimonio de su vida personal y social, los últimos años marcados por el diagnóstico de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Puedes leer uno de sus poemas, «Vida», en este artículo que Ramón Calabuig compartió en nuestra Revista ADELANTE CV de diciembre de 2020.

Como indica en la presentación del libro, EntretELA habla de la búsqueda, de la resistencia y de la voluntad de no ser un enfermo sino una persona que convive con la enfermedad: “Es pot perdre la veu, però queda la paraula i la mirada per expressar i il-luminar la vida, tambè en els trams més foscos”.

La distribución del libro, gratuito, está teniendo muy buena acogida. Ramón Calabuig, con el apoyo familiar, comenzó a distribuir el libro en diciembre entre amigos y conocidos y están planteándose realizar una nueva edición: “cada día surgen más peticiones a través del correveidile. Por lo visto está gustando mucho.”

EntretELA, además, tiene un carácter solidario. En su interior anima a los lectores a apoyar a la Asociación Valenciana de ELA a través de donaciones voluntarias. Quien esté interesado en obtener un ejemplar del libro de Ramón Calabuig, puede contactar con la sede de ADELA-CV en Valencia: 963 794 016.

Agradecemos enormemente todos los donativos recibidos hasta el momento. Recuerda que, cuando realices un donativo, puedes facilitarnos tus datos fiscales y nosotros enviaremos la información a la Agencia Tributaria para que te beneficies de las deducciones en la declaración de la Renta del próximo año.

«VIDA«

Puedo hacer las mínimas

locuras

que, sin siquiera plantearme,

he desarrollado

en mi volátil existencia,

cruzar a nado el Danubio,

esquiar elevados glaciares,

navegar erizados mares,

ciclar numerosos colosos…

compartiendo con los amigos.

De pronto

me encuentro prisionero, secuestrado,

en un cuerpo extraño

del que, aunque mis órdenes son claras,

no obtengo, pese a mi esfuerzo,

respuestas adecuadas.

¿Qué significa este descontrol?

Toda la vida preparándome,

buscando cómo ser feliz, construyendo

mi adecuado entorno, preparando los deseos

a los posibles. Dejando todo aquello

imposible

y cada día estoy más imposibilitado.

¿Es esto el fin?

¿Se acabó?

¿Por la ELA?

¡¡No para mí!!

Aunque, ayuda, no es por la música de la ELO,

¿Será por suerte? vaya paradoja.

¡Suerte!

Que mis pensamientos vayan más allá

de las respuestas de las que mi cuerpo me da.

Suerte de seguir disfrutando de cuanto me rodea,

sobre todo amor, mucho amor y fuerza, montones de fuerza,

no de aquella de la que antes presumía y se desvaneció.

Fuerza para sentir, para la alegría de compartir la música,

la poesía, los sentimientos engrandecidos, también la rabia,

y la pena compartida queda achicada.

Al final, esto es lo que me importa, el mundo se encierra

en mi cabeza

y es tan bonito seguir disfrutándolo, interactuando

con la vida a la deriva. Eso es vivir.

Todos sabemos que esto, para todos, el día menos pensado

cambia y nos encontramos con esa amante despechada,

consecuencia de haber vivido.

¡VIVAMOS!

J. Ramon Calabuig 14 de julio de 2020